El Museo de Zaragoza guarda entre sus fondos una extraordinaria colección de Arte de Asia oriental, legada por D. Federico Torralba Soriano (1913-2012), catedrático emérito de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza. Este profesor tuvo una especial predilección por la obra del artista japonés Andō Hiroshige (1797-1858), hasta el punto de que la admiración por su célebre estampa Lluvia sobre el gran puente de Atake de la serie Cien vistas famosas de Edo, le impulsó a forjar su colección.

Tormenta sobre el gran puente -ohashi- y Atake (Foto: J. Garrido)

Ver Dossier de prensa de la exposición

ANDŌ HIROSHIGE (1797-1858)

Nacido en Edo (antigua denominación de Tokio),  en una familia de samuráis de bajo rango, su vocación por la pintura le llevó a ponerse bajo la tutela del maestro Utagawa Toyohiro (1773-1828), miembro de la escuela Utagawa, la más afamada del panorama del ukiyo-e de su época.

Los artistas de este género ukiyo-e, de enorme éxito entre las clases populares del periodo Edo, difundían sus diseños a través de la técnica de grabado en madera (xilografía), con la que se producían estampas multicolores (nishiki-e).

Aunque trabajó en distintas temáticas, pronto se especializó en las vistas de paisajes urbanos y naturales. Sus obras más valoradas, que destacan por sus ingeniosas composiciones, estuvieron reunidas en grandes series, como las tituladas Cincuenta y tres vistas del Tōkaidō (1833-1834 y 1855),  Cien Vistas de Edo (1856-1858) y Treinta y seis vistas del Monte Fuji (1858-59). Su talento fue reconocido tanto dentro como fuera de Japón y con justicia Hiroshige es considerado como uno de los más geniales artistas del arte nipón.

La exposición que se presenta se dedica a este reconocido creador del género ukiyo-e, excepcional maestro del paisaje, y a la época histórica en la que nació, conocida como periodo Edo (1603-1868). La muestra reúne unas 150 piezas, entre estampas y libros ilustrados del artista y de sus discípulos, y pinturas, caligrafías, lacas y diversos objetos que ayudarán a recrear la vida de esta época. Con este evento se quiere brindar un justo homenaje a D. Federico Torralba que tanto hizo por el estudio y difusión del arte nipón.