El área de Conservación-Restauración del Museo de Zaragoza realiza las tareas propias del conservador-restaurador de bienes culturales según los criterios establecidos: Estudio previo, Conservación Preventiva, Restauración y Documentación.

Creada en el año 1986 cuenta con un equipo de profesionales especializados que atienden a la diversidad de sus  colecciones: Pintura, Arqueología, Etnología, Escultura y Documento Gráfico.

Colabora en programas de Formación con la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón y la Universidad de Zaragoza. También colabora con otras instituciones y centros museísticos.