Hemos comenzado 2020 y, como todos los años, estamos trabajando en la preparación de la memoria anual. Además, al igual que el resto de instituciones, empresas privadas e incluso en nuestro ámbito personal, es el momento de hacer balance del año que ha pasado y prepararnos para el que acaba de empezar.

Este cambio de año viene marcado por las obras del patio pero, a lo largo de todos sus meses, hemos estado cargados de noticias muy variadas. Hoy vamos a recorrer algunos de sus hitos más importantes.

En lo que se refiere a la exposición permanente de las colecciones, se han vivido dos momentos fundamentales. Por un lado, la apertura de las salas de renacimiento el pasado mes de abril, que dio lugar a una nueva concepción de la colección con un discurso y una museografía diferentes. Por otro lado, la renovación museográfica de una parte de la galería durante el mes de noviembre, que permite visualizar una selección de obras góticas y disfrutar de este período mientras termina el montaje de las salas dedicadas al gótico.

Montaje de gótico en la galería. Foto: José Garrido. Museo de Zaragoza

2019 ha sido un buen año también para la difusión de las colecciones, gracias al préstamo de obra para exposiciones temporales. Sirva de ejemplo recordar que, en este mismo momento, tenemos cuatro piezas que pueden disfrutarse en instituciones de Zaragoza, Madrid y Hamburgo. Este movimiento de obra requiere mucho trabajo interno y la seguridad de que las obras van a ser transportadas y expuestas con los requisitos necesarios, sin embargo, una vez se tiene la certeza de que la obra de arte no sufrirá daño, el préstamo para exposición temporal se convierte en una excelente manera de difundir nuestro patrimonio y acercarlo a la ciudadanía.

A lo largo de estos meses, nuestras colecciones han sido objeto de interés para investigadores y se han acercado estudiosos que, con sus visitas, han llegado a formar parte de la casa. También nos han elegido profesionales del otro lado del mundo y destaca un interés creciente por parte de investigadores enfocados al arte oriental e incluso profesionales procedentes de Japón, como hemos ido contando en la página web.

El Museo de Zaragoza tiene una actividad muy intensa en lo que a eventos se refiere y hemos acogido presentaciones de libros, conferencias y un congreso, abriendo nuestras puertas al público más variado. También seguimos recibiendo alumnos de grado y máster de la Universidad que se acercan al museo para conocer la práctica diaria.

Los últimos días del año se han desarrollado dos acciones mediante las que hemos ampliado nuestras colecciones, gracias al ingreso por donación de las piezas del ceramista japonés Kentaro Kotoge y del reciente depósito realizado por el Ministerio de Cultura de los siete cascos celtibéricos de la antigua ciudad de Aratis.

En lo que se refiere a publicaciones propias, hemos asistido a un hito que celebramos con especial alegría: la edición y presentación del número 20 del Boletín del Museo de Zaragoza que, después de diez años sin editar, es un logro que nos llena de ilusión de cara a futuras ediciones.

Portada Boletín Museo de Zaragoza. Foto: Difusión Museo de Zaragoza.

En estos primeros días del año, queremos disfrutar recordando lo vivido en 2019. Más adelante veremos estadísticas y programaciones en las que ya estamos trabajando. No obstante, hoy recordamos los meses pasados y pensamos con ilusión en este 2020, que traerá, entre otras muchas cosas, un patio renovado que estamos deseando mostrar y disfrutar con todos vosotros.

MdZ

Etiquetas: , ,