Desde esta semana tenemos un nuevo “inquilino” en nuestras salas de época romana. Se trata un “miliario” de época del emperador Tiberio, procedente del término municipal de Sádaba y que pertenece al trayecto de la vía “Caesaraugusta-Pompaelo”. Esta imponente pieza está labrada en arenisca carbonatada de color parduzco y grano fino y mide más de dos metros de alto con un diámetro de más 50 cm y un peso aproximado de 3.000 kg.

Llegada del Miliario al Museo (Foto: AMG)

Los miliarios eran elementos informativos ubicados en las vías romanas cuya función era indicar la distancia en millas romanas entre dos puntos. Dado que la vía en la que se encontraba presentaba un doble trazado en zona del hallazgo, se cree que este miliario, que dispone de una doble inscripción, podría estar indicando una bifurcación hacia el norte por Castiliscar y Sos (vía militar de Augusto) y hacia el oeste por Santacara (vía de Tiberio). Se da la circunstancia de que el Museo de Zaragoza posee otro miliario, esta vez fragmentado, del mismo camino y del mismo emperador.

Miliario (Foto José Garrido)

Esta nueva incorporación a la exposición permanente no va a ser la única novedad en los próximos meses. Con esta pieza comenzamos a componer un espacio con el que el museo quiere ilustrar la importancia de las vías romanas y de cómo siguen siendo hoy en día utilizadas, ya que muchos de sus antiguos trazados siguen siendo actualmente carreteras y caminos transitados.

MdZ

Etiquetas: , ,