Este mes de agosto, tras meses cerrados al público y con un confinamiento de por medio, el patio del museo recibió, con su mejor imagen, los conciertos de verano organizados por la Dirección General de Cultura del Gobierno de Aragón.

El Museo de Zaragoza acogió un total de diez conciertos donde la música y la danza fueron los protagonistas. En esta ocasión, se dieron cita las propuestas en clásica, música popular y lírica.  Un patio renovado que se abrió en exclusiva para este motivo y durante las horas que duraron las actuaciones, con una nueva iluminación, un gran escenario que permitía la danza y el aforo limitado a 100 personas, como marco perfecto en esta edición de “Música para Noches de Verano”.

Música para noches de verano 2020. Jotas y variantes. Foto: Difusión Museo de Zaragoza.

“Jotas y variantes” fue el recital íntimo de Nacho del Río y Beatriz Bernad que abrió la programación el 6 de agosto. Ambos son grandes exponentes de la jota aragonesa cantada del momento e inauguraron nuestro espacio con lleno absoluto.

“Al desnudo”, el nuevo proyecto de Metamorphosis Dance llevado a la práctica por Iratxe Ansa e Igor Bacovich, tuvo lugar el 7 de agosto. Se trata de un espectáculo de danza contemporánea que se acerca a los instrumentos creativos de la pareja con ayuda del artista visual Danilo Moroni.

“Un sentimiento, tres formas de expresión: Zarzuela, Copla y Canción” es el título de la actuación de Berna Perles y Rubén Fernández Aguirre, soprano y pianista respectivamente, que tuvo lugar el sábado 8 de agosto.

Otro gran éxito sobre las tablas fue la actuación de Sabina Puértolas y Rubén Fernández Aguirre el 12 de agosto.

La aragonesa Eugenia Boix y el guitarrista de Cáceres Jacinto Sánchez trajeron la lírica el 15 de agosto al patio del museo con su Dúo Orpheo, con una espléndida actuación de “día festivo-no festivo”.

El 20 de agosto disfrutamos de “Suenios d´un soniadó” de Mosicaires. Se trata del último trabajo de este grupo que consiste en quince sueños en forma de canción donde se plantea una reformulación de las raíces musicales aragonesas en lenguas y lenguajes distintos (aragonés, castellano, folk…).

“La Edad de Oro” es el espectáculo flamenco de Israel Galván que tuvo lugar el 21 de agosto. Pudimos disfrutar de la guitarra de Alfredo Lagos, la voz de José Valencia y el baile de Galván.

Nos despedimos de la lírica con la actuación de Isaac Galán y Aurelio Viribay el 22 de agosto.

Carmen París nos visitó el 27 de agosto y cerramos esta edición del Festival con el espectáculo de danza de LaMov “Tempus Fugit” el día 28.

El balance de los conciertos de 2020 es muy positivo. Pudo colgarse el cartel de lleno prácticamente todos los días y la satisfacción del público fue enorme. Pudo llevarse a cabo tras un importante esfuerzo para llegar con el patio del museo a punto y cumpliendo con todas las medidas higiénico-sanitarias exigidas por la Covid-19.

Las máximas de calidad y sello aragonés, con representantes de talla artística indiscutible que manejan agendas internacionales en muchas ocasiones, se llevaron a la práctica en los escenarios de los museos del Gobierno de Aragón: IAACC Pablo Serrano, Museo de Huesca y Museo de Zaragoza, en este proyecto compartido del que nos sentimos muy orgullosos.

Esperamos repetir el año que viene en un clima libre de virus, compartiendo y disfrutando de la cultura en todo su esplendor.

Música para noches de verano 2020. Jotas y variantes. Foto: Difusión Museo de Zaragoza.

MdZ

Etiquetas: , , , ,