El arte oriental está viviendo un momento de auge en el museo y prueba de ello son los últimos depósitos que hemos formalizado estos meses. En los últimos días, un coleccionista privado, residente en Barcelona y atraído por la importante colección de arte oriental del Museo de Zaragoza, ha depositado dos libros ilustrados en nuestra institución.

Dicho particular atesora una importante colección de estampas xilográficas japonesas, alcanzando casi 300 obras, tanto ukiyo-e del período Meiji (1868-1912) como de Shin Hanga y Sosaku Hanga (1915-1940), especialmente centrada en el siglo XX, aunque también tiene obra de los siglos XVIII y XIX. La temática de su colección gira, principalmente, en torno al teatro Kabuki, con algunas estampas dedicadas al teatro Noh, al de marionetas Bunraku e incluso teatro “occidental”. También colecciona estampas de otras temáticas, en menor número, como las dedicadas a paisajes o a vistas de monumentos. Autores como Yoshitoshi (del que destacan sobre todos las estampas de la serie “Cien aspectos de la luna”) Gekko, Chikanobu, Gyokusei Tsukioka, Kuniyoshi, entre otros, tienen una gran representación en su colección, además de Hiroshige y Hokusai. A ellos se añaden incorporaciones como la más reciente de 8 libros (más bien cuadernos) de teatro Kyogen de Yamaguchi Ryoushu.

Los libros depositados en el museo son dos e-hon (libro ilustrado), que se encuentran en un estado delicado y están en estudio por nuestra conservadora-restauradora de documento gráfico.

- Azuma Miyage (depositado el volumen 3) de Kitao Masanobu (1761-1816), obra de 1803 cuya traducción sería “Recuerdos del Este” y que consta de, aproximadamente, 10 volúmenes.

"Azuma Miyage" (volumen 3), Kitao Masanobu, 1803. Foto: José Garrido. Museo de Zaragoza.

- Sangoku Yofuden (depositado el volumen 2) de Takai Ranzan (1762-1839), escritor, y Teisai Hokuba (1760-1849), artista. Este libro versa sobre la figura mitológica japonesa Tamamo-no-Mae, que era una cortesana bajo el emperador Konoe de Japón del siglo XII. El artista, Teisai Hokuba, fue uno de los mejores discípulos de Hokusai.

"Sangoku Yofuden" ( volumen 2), Takai Ranzan y Teisai Hokuba, s. XVIII. Foto: José Garrido. Museo de Zaragoza.

Con estos dos libros se formaliza el contrato de depósito por el que este particular cede las dos obras al museo por un tiempo determinado. Desde nuestra institución, nos sentimos felices por la confianza depositada por estos particulares que prestan de manera completamente generosa, sin contraprestación, una parte de su valiosa colección. Teniendo en cuenta, además, que una colección privada de estas características requiere de tiempo, dedicación, estudio y esfuerzo, es un orgullo para el museo poder custodiar estos bienes que, no solo aportan valor a nuestra colección, sino que permiten ampliar nuestro conocimiento sobre estos materiales, conservarlos y compartirlos con la sociedad.

MdZ

Etiquetas: , , ,