La revista científica “Journal of Analytical and Applied Pyrolisis” ha publicado recientemente un importante artículo sobre analítica de lacas orientales. El texto es fruto del estudio de varios objetos de la colección del museo y ha sido realizado por Josefina Pérez-Arantegui del Instituto Universitario de Investigación en Ciencias Ambientales de Aragón, junto a Diego Tamburini, Ilaria Bonaduce y Erika Ribechini del Departamento de Química e Industria Química de la Universidad de Pisa y con la colaboración de Carmen Gallego, del Museo de Zaragoza. Este estudio cobra una importancia muy destacada por la escasez de publicaciones sobre este tema en nuestro país.

El texto titulado “Desafíos en el análisis de datos de lacas asiáticas por pirolisis cromatografía de gases /espectrometría de masas” es un completo documento-artículo  científico para el que se eligieron ocho objetos de la colección del museo: tres contenedores de alimentos (fiambreras) de Myanmar; una arqueta, un pequeño escritorio (o caja escritorio) y una escultura de Buda Amida japoneses; un costurero y un plato de China.

Fiambrera. Primera mitad s.XX. Tailandia. Foto: Miguel Gracia. Museo de Zaragoza.

Las lacas asiáticas tienen una serie de características muy diferentes a otros objetos de la colección del museo. Determinados aspectos como su procedencia o datación se determinan en ocasiones gracias al conocimiento histórico artístico de las piezas, generando, más de una vez, todo un debate en torno a ello.  Este estudio se convierte en una herramienta crucial por sus avances dirigidos a precisar la cronología, el lugar de producción o incluso la autenticidad de los objetos.

En lo que se refiere al aspecto científico, la identificación por espectrometría de masas se basa en el reconocimiento de marcadores moleculares y el análisis de perfiles cromatográficos de varios tipos de moléculas. El esquema propuesto por los investigadores se convirtió en una guía analítica útil para la identificación directa del origen de la laca. También se destacaron preparaciones complejas o inesperadamente simples y tratamientos de restauración de las superficies decorativas, apoyando la investigación museológica (o histórico artística) de estos objetos.

Escritorio. 1580-1630. Japón. Foto: Miguel Gracia. Museo de Zaragoza.

El patrimonio cultural está estrechamente unido a la investigación. Para el museo es un orgullo formar parte de este tipo de estudios y nos sentimos enormemente agradecidos por el interés de los especialistas en nuestras colecciones. Todo ello redunda en un mejor conocimiento de nuestros bienes y garantiza su preservación futura.

Enlace a la revista aquí.

MdZ

Etiquetas: , , , , , ,