El miércoles 4 de febrero comenzó la IV edición del Curso sobre: “Indumentaria tradicional. Origen, evolución y pervivencia a través de las colecciones del Museo de Zaragoza”, coordinado por  la AUFA Somerondón y el propio Museo.Otro año más hemos tenido la oportunidad de comprobar el inmenso interés que existe en nuestra sociedad por los temas relacionados con la cultura tradicional de Aragón y, en concreto, con los vinculados a la indumentaria. Las treinta plazas no sólo se han completado, sino que la lista de espera suma más de cuarenta personas.

Arca Ferrata . Siglo I. d. C. (Fot. J.Garrido)

Esta situación ha repetido lo ya ocurrido en las anteriores realizaciones del Curso cuya primera edición se hizo en el año 2012. Y también en los cursos monográficos celebrados hasta ahora en dos ocasiones en 2013 y 2014, focalizados en los mantones el primero y en los tocados el segundo.El objetivo de todos estos cursos, seis hasta ahora, es aprovechar las magníficas colecciones de nuestro museo para ilustrar el origen, la evolución y las pervivencias en la forma en que se han vestido las gentes de nuestra tierra. Los trabajos de investigación sobre esos temas llevados a cabo la AUFA Somerondón aportan la visión más documentada pues se ha recurrido a actas notariales, textos históricos y a la producción artísticas.

Pendiente romano. Siglo I a. C.(Foto J. Garrido)

El desarrollo de cada una de las cinco sesiones en que se divide el curso contempla varios enfoques: la parte teórica ilustrada y acompañada por medios audiovisuales, la parte práctica con la presentación de prendas de indumentaria pertenecientes a las colecciones de Somerondón y, por último, la contemplación in situ de las obras custodiadas por el Museo de Zaragoza que permiten contrastar los contenidos teóricos expuestos en cada una de las cinco sesiones que componen el curso.

En primer lugar las salas de Antigüedad e Hispano-romano demuestran la existencia de un placer estético que se remonta a la Prehistoria. En el caso del Museo de Zaragoza los collares, brazaletes y broches del Neolítico y la Edad del Hierro lo demuestran, así como el arca ferrata del siglo I d.C. ya en plena romanización de la península y cuyo destino podría ser guardar cosas valiosas como prendas de vestir de sus propietarios.

Pulsera de concha. Neolítico final. 3000 a.C. (Foto J. Garrido)

La pintura del gótico iniciará otro de los recorridos por el museo que se detendrá en el siglo XVIII; dejando para otra sesión la producción pictórica de los siglos XIX y XX con la irrupción del costumbrismo y regionalismo.

También visitaremos la Sección de Etnología en el Parque J.A. Labordeta para completar, con los fondos expuestos en ella, la perspectiva de lo que comúnmente llamamos traje tradicional de Aragón.

El éxito de esta nueva convocatoria nos anima a seguir manteniendo estos cursos en años venideros.

MdZ

Etiquetas: , , ,