El museo tiene una actividad puertas adentro muy intensa. En la planta de oficinas, situada sobre la galería de la exposición permanente, están los despachos, talleres de restauración, biblioteca y otras áreas fundamentales para el desarrollo de nuestro día a día. Estos espacios son a menudo los más olvidados, ya que las áreas con colecciones son siempre prioritarias y las más difundidas. Sin embargo, hoy vamos a hablar de la reciente reorganización que ha supuesto una gran mejoría para varios departamentos.

Archivo del museo en su nuevo espacio. Foto: José Garrido. Museo de Zaragoza.

Después de las obras del patio, acondicionamos dos despachos para diferentes usos. Por un lado, se trasladó el espacio de fotografía consiguiendo unas instalaciones más adecuadas y cómodas para trabajar. Por otro lado, se reubicó a dos técnicas del departamento de Bellas Artes en un amplio despacho, dejando diáfano un espacioso ámbito para alumnos en prácticas y como lugar de tránsito para manipular determinadas obras.

El movimiento de fotografía ha permitido otro gran cambio muy necesario: la ubicación del archivo del museo en un espacio adaptado para ello. El museo cuenta con dos salas donde se encuentra perfectamente ordenada y accesible toda la documentación. Allí podemos consultar fácilmente el archivo histórico de la institución, los documentos de la Comisión de Monumentos, expedientes, inventarios o libros de cuentas y otros documentos muy curiosos que están saliendo a la luz y que muy pronto daremos a conocer. Este nuevo espacio permite la consulta allí mismo de manera muy cómoda y rápida.

Archivo del museo en su nuevo espacio. Foto: José Garrido. Museo de Zaragoza.

El inmueble del museo es un edificio histórico patrimonial que, si bien fue construido para uso museístico, condiciona muchas de nuestras actividades por la limitación de espacio que presenta. Cada actualización en las zonas de trabajo está muy estudiada para respetar y optimizar al máximo el edificio. Es por eso que estos cambios y reorganizaciones, a priori sencillos, suponen una importante mejora para desarrollar nuestro trabajo interno diario.

Muy pronto desvelaremos algunas sorpresas fruto de estos recientes movimientos.

Archivo del museo en su nuevo espacio. Foto: José Garrido. Museo de Zaragoza.

MdZ

Etiquetas: ,