El fin de semana pasado terminó Múver 2021, la IV edición de uno de los eventos de museos más populares en Aragón. El Departamento de Educación, Cultura y Deporte volvió a poner el toque musical en las noches de agosto en los escenarios del Museo de Zaragoza, el IAACC Pablo Serrano y el Museo de Huesca. El público pudo disfrutar de un total de quince actuaciones, diez de ellas en el Museo de Zaragoza, que ofreció una programación veraniega llena de lírica, danza y música de raíz.

El festival arrancó con el éxito absoluto del bailarín y coreógrafo Miguel Ángel Berna, que colgó el cartel de “completo” a las pocas horas de comenzar la jornada de venta de entradas. La jota siguió siendo protagonista con Roberto Ciria, que debutaba en el festival con un homenaje a las personas más destacadas de la jota cantada en el Alto Aragón. O’Carolan ofreció un concierto de folk con su mirada única de la música aragonesa, a caballo entre lo clásico y lo tradicional.

El éxito de La Ronda de Boltaña y su concierto extraordinario alegraron el puente de agosto completando el aforo con antelación.

Baile de autor de Manuel Liñán, Premio Nacional de Danza 2017, mezcló la faceta de autor y bailaor del artista en un espectáculo único. La danza continuó con The Well in the lake, de Helder Seabra y Julio César Iglesias Ungo, y terminó con el Corpo Barocco de Nunzio Impellizzeri Dance Company.

La lírica tuvo una magnífica representación con el tenor tinerfeño Airam Fernández acompañado al piano de Rubén Fernández Aguirre y su recital El eco de los tiempos, de canción de concierto y zarzuela. Manel Esteve y Katharsis Ensemble ofrecieron su repertorio de obras líricas de carácter festivo y la mezzosoprano Maite Beaumont y Al Ayre Español, fueron el broche final del festival con las Cantadas de José Torres.

Con esta IV edición volvemos a despedir un festival que siempre es un éxito rotundo. Por segundo año consecutivo vuelve a estar marcado por la pandemia y sus restricciones, pero no ha visto alterada su calidad ni puesta en escena. Cerca de 1.300 personas han podido disfrutar de los diez conciertos realizados en el museo. La experiencia que se ha vivido en el patio, a lo largo de estos días, no ha podido ser más positiva: un público entregado que ha disfrutado de cada actuación en un espacio único, privilegiado y seguro.

Desde el Museo de Zaragoza queremos agradecer el gran trabajo realizado por la organización del festival, la magnífica interpretación de cada uno de los artistas que se ha dejado la piel en el escenario y el comportamiento ejemplar del público. Todo esto permite que este ciclo se realice año tras año con un resultado excepcional. ¡Adelante con la programación del verano que viene!

Cartel Muver21

MdZ