Enero es un mes de análisis y evaluaciones que nos ayudan a valorar el año anterior y encarar el que comienza con una perspectiva de objetivos. Esta vista atrás comenzó la semana pasada con la publicación de las cifras de visitantes de 2020 y continúa con esta entrada en la que vamos a desgranar lo ocurrido en el universo digital a golpe de “me gusta”, “personas alcanzadas” e “impresiones”. Comenzamos un repaso a lo que más ha gustado a nuestros seguidores en redes sociales y página web.

La publicación que tuvo mayor alcance en Facebook enlazaba con la novedad de la web sobre la identificación del maestro de Sijena como Rodrigo de Sajonia. Le sigue muy de cerca la campaña #SemanaSantaEnCasa con el #EspacioFamiliarVirtual. Ambas publicaciones reflejan el interés de nuestros seguidores en asuntos relacionados con el patrimonio, así como la magnífica acogida del espacio familiar creado y puesto a disposición de los usuarios durante el confinamiento.

Publicación sobre Rodrigo de Sajonia en Facebook. Museo de Zaragoza.

El análisis de Twitter arroja información muy interesante sobre los eventos realizados en el museo que fueron, en su mayoría, digitales. Los tweets destacados hacen referencia al Slow Art Day y el Ask a curator day realizados en época de cierre al público del museo, el primero de ellos durante el confinamiento y el segundo en septiembre. El interés por el patrimonio también se refleja en esta red social con un número de impresiones muy elevado para el tweet sobre la restauración del sepulcro de don Pedro Fernández de Híjar.

Publicación sobre Slow Art Day en Twitter. Museo de Zaragoza.

Las secciones más visitadas de nuestra página web siguen siendo las dirigidas a la preparación de la visita, con información general de acceso y también histórica de nuestra sede central. Las exposiciones virtuales y el espacio familiar ya citado han sido, como era de esperar en un año tan digital, muy visitados.

Después de este análisis llegamos a varias conclusiones que ya intuíamos conforme avanzaba el año. Por un lado, las acciones virtuales que ofrecimos para disfrute, aprendizaje y entretenimiento de los usuarios durante el confinamiento tuvieron una acogida excepcional. Además, en nuestro caso, estas acciones permanecieron en el tiempo a causa de nuestro cierre prolongado por las obras en el patio y siguieron teniendo éxito. Por otro lado, la reapertura ha sido un hito fundamental para nuestra sede central y, pese a las actuales restricciones, el Museo de Zaragoza sigue siendo referente en nuestra ciudad como queda de manifiesto en las cifras de visitantes y en las consultas a nuestra web para preparar la visita. Por último, debemos destacar que todo ello ha funcionado gracias al rico patrimonio que conservamos y que continúa impresionando a todos los públicos. Prueba del interés que suscitan nuestros bienes es la magnífica acogida de todas las publicaciones que tratan sobre conservación y restauración, así como exposición de nuestras colecciones, es el caso de la reciente intervención del sepulcro de don Pedro Fernández de Híjar y de la tabla renacentista de Rolán de Moys.

2020 ha sido un año de adaptación constante. A día de hoy, saludamos a un 2021 mucho más esperanzador y pensamos en nuevas actividades presenciales y digitales. Nos mueve la ilusión de seguir trabajando para nuestros visitantes y usuarios ante una diversidad de públicos cada vez más evidente. Os esperamos este 2021 en todas nuestras sedes, plataformas y perfiles. ¡Gracias por hacerlo posible!

MdZ

Etiquetas: , , , ,