El miércoles se presentaba un “nuevo” Goya de la colección permanente, pintura  conocida como Éxtasis de San Antonio Abad.  Esta obra fue adquirida por el museo de Zaragoza en 1925.

Imagen antes de la restauración. (Foto: J.Garrido)

Sin autoría ciertamente documentada, la historiografía moderna no se ha puesto de acuerdo a la hora de atribuirle uno u otro autor. Así a lo largo del siglo pasado se han sucedido diferentes hipótesis que lo atribuían a Francisco Bayeu, Manuel Bayeu, Antonio González Velázquez o al propio Goya.  En 1992 Carlos Barboza y Teresa Grasa dejaron constancia de la autoría de esta obra por parte de Francisco de Goya,  en la publicación editada por Heraldo de Aragón Goya en el camino. Como de Francisco de Goya figura también en la “Guía del museo de Zaragoza”, del año 2003.

Detalle de la figura de San Antonio Abad después de la limpieza del lienzo. Foto: J. Garrido

La obra interpreta con algunas variantes el gran lienzo de altar que Corrado Giaquinto realizó entre los años 1741-42 en la iglesia romana de San Giovanni Calibita. Se conocen dos versiones, la primera que pertenece a una colección particular madrileña la realizaría Goya hacia 1771 y la versión del Museo de Zaragoza se debió pintar diez años después. Nuestro lienzo es de mayor tamaño, ideado para el altar de un pequeño oratorio y es una síntesis de la versión anterior. Denota una técnica más abstracta, concisa que deja claro una evolución estilística, resultado de una mayor tecnificación.

Reapertura de las salas de Goya y su época. Foto: J. Garrido

En el año 2016 se decidió completar los estudios que se estaban llevando a cabo en el museo para la catalogación de varias obras dudosas. En el caso de esta pintura  se solicitó asesoramiento a Manuela Mena Marqués, “Jefa de Conservación de pintura del siglo XVIII y Goya” del Museo del Prado. La obra se depositó temporalmente allí donde se ha procedido a su estudio y restauración. Los técnicos del Museo de Zaragoza han seguido muy de cerca todo el proceso. La limpieza de la obra ha revelado lo que ya se intuía, que el autor de la misma no podía ser otro que Francisco de Goya.

Desde el miércoles el lienzo vuelve a lucir en las paredes de las salas dedicadas a Goya que  el Museo de Zaragoza acaba de reabrir completamente renovadas. Merece la pena una visita.

MdZ.

El Éxtasis de San Antonio Abad Óleo sobre lienzo. Francisco de Goya y Lucientes. (h. 1780) Inv. 10459